Articles d'altres webs

warning: htmlspecialchars() expects parameter 1 to be string, array given in /home/calbasi/public_html/bombollaimmobiliaria.com/drupal/includes/bootstrap.inc on line 860.

Sobre la utilidad de las subvenciones al combustible

The Oil Crash - 19 January, 2014 - 23:53
Queridos lectores,

Javier Pérez me ha enviado este ensayo corto sobre el sentido económico de las subvenciones a colectivos desfavorecidos y cómo se tendrían que realizar para tuvieran efectividad real. Como verán, la respuesta correcta no va en el sentido de la intuición.

Salu2,
AMT

¿Es buena idea subvencionar los combustibles?
El concepto de pobreza energética ha pasado en poco tiempo de ser un absoluto desconocido a figurar en la primera línea de todas las discusiones sobra acción social y redistribución de renta. Como idea, la pobreza energética se acuñó en Gran Bretaña a finales de los años ochenta y se considera pobres energéticos a los consumidores que destinan más del 10% de sus ingresos a pagar las facturas de energía o que no logran mantener sus viviendas a 20ºC en invierno o 25ºC en verano. La pobreza energética implica varios impactos sociales, sanitarios y medioambientales. En una casa mal climatizada, las personas están más expuestos a problemas de salud relacionados con el frío y la humedad. Los enfermos crónicos, niños y ancianos son los más afectados.Una de las causas principales de la pobreza energética es la mala calidad de las viviendas, pero la principal es la que venimos revisando en este blog desde hace años: la creciente escasez de energía y su encarecimiento progresivo, por vía de precios o por vía de reducción de salarios. Según la Asociación de Ciencias Ambientales, la pobreza energética puede estar causando en España entre 2500 y 9000 muertes prematuras al año, una cifra muy superior a la que causan los accidentes de tráfico y que no deja de incrementarse año tras año debido al raro vodevil de nuestras tarifas eléctricas.El mapa de pobreza energética de España que copiamos aquí abajo, es bastante revelador:Ante esta situación, se alzan ya muchas voces solicitando que los combustibles reciban algún tipo de ayuda o subvención, y no sólo la electricidad, que supone apenas una quinta parte de toda la energía consumida, sino muy especialmente los derivados del petróleo.¿Se deben plantear estas subvenciones en un momento en el que muchas actividades dejan de ser rentables por sus costes energéticos? Vamos a echarle un vistazo al asunto, aunque ya se ha hablado de ello en otras ocasionesEspaña, a pesar de la gravedad del problema, es un país con clima benigno, salvo unas cuantas zonas en el interior, pero en otros países europeos la pobreza energética puede llegar a verdaderas catástrofes humanas, aunque nadie hable de ellas. Tim Hardford, por ejemplo, habla de unas 25.000 muertes al año en Gran Bretaña por calefacción insuficiente, y la situación puede ser aún peor algunos años particularmente fríos, pero ningún noticiario parece dedicarle a este fenómeno el tiempo que se le dedicó, por ejemplo, a la última plaga de gripe, aunque causara muchas menos víctimas..El Gobierno británico, en 2009, y para paliar esta desgracia, bajó los impuestos a los combustibles domésticos. Pero esto resultó ser una política equivocada que debemos tener en cuenta a la hora de solicitar por nuestra parte subvenciones a los combustibles. ¿Y por qué digo esto? ¿Por qué detesto a los viejos? En absoluto.Lo que detesto son las soluciones facilonas, en las que nadie parece querer reconciliarse con la lógica. Vamos a verlo:El combustible hay que usarlo obligatoriamente, sin que de momento existan otras alternativas (aunque no falten los cornucopianos que digan que ya inventaremos algo). Como el combustible es de uso forzoso, la mejor solución es SUBIR los impuestos al combustible y SUBIR las subvenciones o ayudas a las personas que por sus necesidades específicas requieran condiciones especiales.Y lo que es aplicable para los ancianos es aplicable para las empresas. No se puede pedir NUNCA la subvención de un producto, sino la subvención de una actividad o un grupo de personas en condiciones peculiares. En caso contrario, lograremos solamente que se aumente el consumo de combustibles, puesto que serán accesibles para los que no podían comprarlos (positivo) pero serán también mucho más accesibles para los que tenían renta de sobra y ahora lo compran más barato (no tan buena idea).Lo que hay que tener claro es que cuando se subvenciona un producto, en lugar de un colectivo de personas, se abarata artificialmente el bien, subiendo su demanda, se da una subvención a los que más consumen (vía reducción tributaria) y se permite a las grandes empresas que reduzcan sus costes a costa del bolsillo de todos, pues son las grandes las que mayor cantidad (en volumen) consumen.En el caso que pusimos como ejemplo, hay que mantener la fiscalidad a los combustibles y darles ese dinero a los ancianos. Una vez recibido el dinero, los jubilados encontrarán su propio modo de emplearlo para vivir un poco mejor, ya sea encendiendo más la calefacción o largándose a Canarias los meses más duros. Con esto, se evitará el despilfarro de combustible (porque es más caro), se incentivará la instalación de aislantes y buenos cierres (porque el combustible es caro) y se evitará que quienes no tengan el problema se sumen al carro de los apesadumbrados para sacar tajada.

Sobre las corrupciones y corruptelas que cualquier subvención entraña ya hablamos otro día… Porque ya sé que tiene tela…
Javier Pérez
Categories: General

La línea de Muy Alta Tensión (MAT): Rentabilidad energética, económica y ecológica

The Oil Crash - 16 January, 2014 - 15:16


Queridos lectores,

Hace unos días se enterraba vivo con su coche un hombre en la localidad gerundense de Viladesens, en un desesperado intento de paralizar las obras de la línea de Muy Alta Tensión (MAT) que tiene que servir para mejorar la interconexión de la red eléctrica francesa con la española (su capacidad se doblaría prácticamente gracias a esta línea). La noticia ha puesto de actualidad una vieja batalla que se viene librando en diversos puntos de la geografía española, y en particular en la comarca donde yo vivo, contra esta gran infraestructura.

El activismo anti-MAT es similar al que se viene desarrollando contra otras actividades de gran impacto ambiental o social, como el fracking. Desde los medios de comunicación se suele caracterizar a los activistas como NIMBYs (acrónimo inglés de "Not In My Back Yard", "No en mi patio trasero", es decir, gente que protesta porque no quiere asumir las externalidades de una infraestructura necesaria para la sociedad y de la que ellos también se beneficiarían, simplemente porque pasa cerca de ellos); en suma, enemigos del progreso con una visión un tanto retrógrada.

La cuestión de la MAT, sin embargo, tiene muchos más vericuetos de lo que podría parecer en un primer momento, dado que es una instalación singular cuya pertinencia y utilidad, amén de su impacto, son ciertamente cuestionables. Dado que se trata de un asunto de cierto calado para España, he creído pertinente hacer un análisis para situar esta infraestructura en contexto.


¿Qué es la MAT?

La línea de Muy Alta Tensión (MAT) es un tendido aéreo de 400 kilovoltios (KV) de tensión en corriente alterna trifásica. Esta tensión es superior a la de los tendidos de alta tensión de primera categoría, que son los que se usan para el transporte sobre largas distancias y que no pasan de los 220 KV. Usar tales tensiones, que implican la construcción de infraestructuras más caras, sólo se justifica si se pretende transportar cantidades de energía más grandes de lo habitual y sobre distancias muy superiores (la energía disipada en el transporte decrece como el cuadrado de la tensión, así que duplicar la tensión respecto a las líneas de primera categoría supone reducir la disipación cuatro veces, o poder transportar la misma cantidad de energía una distancia cuatro veces mayor).

Según recuerdo de las informaciones de hace años, el proyecto inicial de la MAT (no he podido encontrar croquis para ilustrarlo) era el de una gran autopista eléctrica que entraría en España por los Pirineos Orientales, atravesaría Cataluña transversalmente en dirección a Madrid y hacia el centro de la Península se bifurcaría en dos ramales, uno hacia Portugal y otro hacia Marruecos. Se trataba, por tanto, no sólo de mejorar la interconexión entre España y Francia (actualmente del 3% de su consumo de electricidad, muy por debajo del 10% recomendado por la Unión Europea) sino además de dar la oportunidad a Francia de exportar sus excedentes de energía eléctrica (de origen principalmente nuclear) hacia países en expansión como Portugal y Marruecos. Conviene recordar que, contrariamente a lo que piensa mucha gente, desde hace casi una década el saldo neto de intercambio eléctrico entre España y sus vecinos es positivo para la primera, fruto de la enorme capacidad eléctrica instalada en España (lo que discutiremos un poco después).


Rentabilidad energética

La MAT es sólo una autopista para llevar grandes cantidades de energía eléctrica sobre muy grandes distancias. No estamos por tanto hablando de una fuente de energía sino simplemente de un medio de transporte de la misma. El proyecto de la MAT reposa en ciertas hipótesis sobre la generación eléctrica y la evolución del consumo y producción que el tiempo se está encargando de demostrar que son profundamente erróneas.

Como muestra el siguiente gráfico de Red Eléctrica Española (REE) en el año 2006 sólo Madrid, Barcelona, Gerona y Valencia eran zonas netamente deficitarias en producción eléctrica. El exceso de producción eléctrica sobre todo en la zona de Tarragona (gracias a sus centrales nucleares) y en Galicia (muy hidroeléctica) servían para compensar estos déficits.





La proyección que hacía entonces REE para el año 2016 no cambiaba netamente este panorama, a pesar del enorme crecimiento de la capacidad de generación eléctrica que ya estaba en marcha en aquella época. Tal crecimiento desaforado ha llevado a que en España haya actualmente una potencia de generación eléctrica instalada de 108 Gw, muy por encima del consumo medio, que es de unos 32 Gw de potencia media, y del pico de consumo, que se consiguió en Julio de 2008 en unos 45 Gw. Normalmente se recomienda tener entre un 50 y un 70% más de potencia instalada que de consumo punta, según las tecnologías que se empleen en el mix eléctrico, teniendo en cuenta que no todas las fuentes pueden producir todo el tiempo (por paradas de matenimiento, de recarga, falta de sol, falta de viento, menor volumen de agua embalsada, etc). Sin embargo, en España la potencia instalada es un 140% superior al consumo punta, lo cual es desproporcionadísimo. 

Tal desfase de potencia instalada se produjo en una época de bonanza económica en la que las perspectivas de futuro eran de un crecimiento sin límites; sin embargo, después de tres años de consumos eléctricos en ligero descenso está claro que en España sobra y sobrará durante mucho tiempo capacidad de producción eléctrica. Y no es previsible que la situación cambie puesto que la energía eléctrica es una energía especializada cuyo consumo aumenta cuando lo hace el de la fuente que realmente lleva la batuta de la actividad económica: el petróleo. Pensemos que, a pesar de sus ventajas técnicas, el coche eléctrico ni está ni se le espera, y mucho menos se pretende tener maquinaria pesada eléctrica (inviable dada la baja densidad energética de las baterías). Así las cosas, al bajar la disponibilidad de petróleo se encarecen las materias primas (el precio del petróleo repercute en el coste de extracción y de transporte de las mismas) y se encarece también el transporte y distribución de mercancías finales, lo que en suma hace bajar el consumo, profundiza la crisis y disminuye la actividad económica, y de rebote hace disminuir el consumo de otras fuentes de energía subsidiarias y en particular de electricidad. Por tanto, España está abocada a tener excedentes eléctricos por muchos años y, lo que es peor, estos excedentes serán crecientes a medida que la crisis económica inevitablemente se agrave.

En este contexto, está claro que España no necesita trazar una gran autopista para transportar los excedentes eléctricos franceses sino reforzar su propia red interna para redistribuir sus propios excedentes y eventualmente exportarlos. Se podría pensar que el eje que supone la MAT podría usarse como ese canal interno para la redistribución de electricidad en España; sin embargo, desde el punto de vista de la producción y distribución local se trata de una infraestructura tremendamente  sobredimensionada: la potencia que transporta la MAT es entre 10 y 30 veces el consumo en áreas como la de Gerona. Además, la MAT es una estructura proporcionalmente más costosa no sólo de instalar, sino también de mantener en el largo plazo, especialmente cuando la fuerza motriz basada en combustibles fósiles comience a escasear.

Desde el punto de vista energético y de la robustez, y pensando en el inevitable descenso energético, lo conveniente sería tener una red formada por líneas de menor potencia, capaces de integrar fuentes de generación locales y con cierta capacidad para los intercambios con otras subredes sobre todo a corta distancia; tal tipo de red es más resistente a las interrupciones o problemas de suministro, que tienden así a ser más localizados. Por el contrario, una red vertebrada sobre líneas de alta potencia requiere mantener un aporte de potencia continuo y un fallo en una pequeña parte de la red se extiende a toda ella con rapidez, haciéndola más frágil. Tenemos que pensar que el modelo de grandes redes (no sólo eléctricas, sino la globalización de la producción, el just in time, etc) es hijo de la época de la abundancia energética, sin una gran disponibilidad de energía es intrínsecamente inestable y, a partir de un cierto nivel de descenso energético, se vuelve directamente inviable. No deja por tanto de ser paradójica toda la propaganda torticera que se ha hecho de la conveniencia de la MAT como vehículo para dar estabilidad a la red; incluso en las comarcas de Girona se llegó a justificar esta infraestructura para poder soportar el AVE (obviamente el AVE necesita una instalación de alta tensión propia, pero como se ha podido comprobar se ha podido poner en marcha sin necesidad de la MAT).

Rentabilidad económica

El modelo de negocio inicial era el de una gran autopista de exportación de energía eléctrica francesa hacia Marruecos y Portugal, en la que REE ganaría un suculento porcentaje por el peaje. Sin embargo, este modelo de negocio se muestra claramente superado por los acontecimientos de los últimos años, y sólo la inercia en las decisiones de la que también adolecen las grandes empresas hace que aún no se reconozca que el proyecto debería ser repensado completamente.

Tenemos por una parte los excedentes eléctricos españoles, que ponen en cuestión favorecer el transporte de más electricidad todavía de allende nuestras fronteras cuando España podría y debería aspirar a suministrar a nuestros vecinos del Oeste y del Sur a partir de su producción propia, lo cual podría conseguir con mucho menos costes de infraestructura tanto en instalación como en mantenimiento.

Por otra parte, Portugal está sumida en una profundísima crisis económica y al igual que en España el consumo eléctrico decrece en el país luso, lo cual cuestiona el tamaño del mercado potencial en aquel país, mientras que Marruecos no está en una expansión tan rápida como para justificar incrementar la interconexión submarina. Una completa reevalución del potencial de mercado parece completamente necesaria.

Y por último está la situación en Francia. Así como hace 10 años parecía que Francia tendría electricidad para iluminar media Europa, últimamente la abundancia eléctrica nuclear francesa está en cuestión justamente por sus problemas para suministrarse el preciado uranio. Esto podría llevar a los promotores de la MAT a pensar que quizá la infraestructura podría aún aprovecharse, pero en sentido contrario: recogiendo los electrones sobrantes en España y llevándoselos a los franceses. Sin embargo, de nuevo no hace falta una infraestructura tan grandiosa para este cometido, de no ser que piensen que realmente España se va a convertir en el principal suministrador externo de Francia. Se tiene que tener en cuenta además de que las tendencias económicas en Francia son peores que en otros países de la UE, inclusive que en España, con el índice PMI manufacturero galo en mínimos de los últimos meses. Dado que en Francia hay una mejor comprensión de que los déficits comerciales son veneno para la economía nacional resulta bastante más probable que Francia opte por el ahorro y la austeridad energética antes que por incrementar enormemente sus importaciones de electricidad desde España, como de hecho corroboran los decretos sobre ahorro eléctrico que fueron promulgados recientemente. Así que tampoco es evidente que se vaya a hacer un negocio tan fabuloso por el lado de la exportación a Francia, y quizá una infraestructura más modesta para ese fin sería más fácil de rentabilizar.


Impacto ambiental

Como cualquier gran infraestructura, la MAT tiene un impacto paisajístico y ambiental no despreciable, con algunas particularidades en algunos aspectos muy poco deseables. Se trata de una infraestructura de gran longitud (algo más de mil kilómetros) que requiere una instalación en un nuevo corredor, pasando por algunas zonas que ya tienen muchas servidumbres (por ejemplo, en el caso de la zona nordeste de Cataluña donde yo vivo existen ya la autopista AP-7 y el AVE que circulan por trazados que siguen la misma dirección; pero el trazado de la MAT no se va hacer coincidente con ellos, con lo que se aumenta el impacto). Además del impacto paisajístico la presencia de la línea puede afectar a las especies animales de la zona, especialmente a los pájaros.

La MAT atravesará amplias masas boscosas, lo que implicará desbrozar amplias franjas de varias decenas de metros para evitar la proximidad de la línea a la copa de árboles con posibles descargas, y para garantizar el paso de maquinaria para las tareas de mantenimiento y reparación. Como en todas las líneas de alta tensión, a pesar de esta franja desarbolada existe un cierto riesgo de que la infraestructura origine incendios si en determinadas condiciones de humedad, polvo en suspensión, electricidad estática, viento, etc se produce alguna pequeña chispa que pueda prender sobre la hierba o matorrales y se acabe extendiendo a las zonas boscosas conlindantes, lo cual es motivo de preocupación especialmente en varias de las zonas afectadas por el trazado de la MAT donde los veranos son muy cálidos y secos y con alto riesgo de incendio. Se tiene que recordar que esta infraestructura atraviesa por ejemplo el Parque Natural de l'Albera.

Las líneas de alta tensión están también asociadas con la incidencia de determinados tipos de cáncer asociados a la emisión de radiación electromagnética de baja frecuencia. Es conocido la radiación electromagnética de baja frecuencia aumenta la incidencia de leucemias infantiles y cánceres cerebrales en los adultos, y aunque algunas revisiones epidemiológicas muestran clara evidencia al respecto la Organización Mundial de la Salud se resiste a hacer recomendaciones en ese sentido por su alto impacto en la industria y por la baja incidencia general de estas patologías. Generalmente estos problemas no presentan una gran incidencia debido a que las líneas de alta tensión no pasan cerca de núcleos habitados, aunque en el caso de la MAT su trazado le hace pasar cerca de algunas masías. Se han constatado más casos sobre todo de leucemia asociados a las subestaciones de transformación, en parte porque el proceso de transformación implica mayor emisión de radiación y en parte porque suelen estar más cerca de los núcleos de población donde se hace la distribución final. Existe también cierto riesgo de concentración de partículas nocivas alrededor de las líneas, incluyendo gases radiactivos. En todo caso, se trata de los mismos problemas que se presentan con cualquier otra línea de alta tensión, solamente que en este caso, al tener mayor potencia, podrían tener una magnitud mayor.

Conclusiones

Como hemos visto, las previsiones con las que se proyectó la MAT no se ajustan al nuevo escenario económico y seguramente a día de hoy se trata de una infraestructura sobredimensionada y difícil de rentabilizar. Peor aún, el modelo de la MAT es un modelo BAU que seguramente no tiene sentido ya y que nos aleja del objetivo de aumentar la resiliencia de España. Se suele decir que desde el punto de vista eléctrico España es prácticamente una isla puesto que sus intercambios transfronterizos son relativamente pequeños, y aunque eso es cierto no es malo per se, y más aún en el escenario de descenso energético al que nos veremos abocados.


El mayor problema con la MAT, como con cualquier gran infraestructura, es que la decisión de construirla fue tomada hace mucho tiempo en otro escenario económico y con otras previsiones de futuro, y ahora es muy difícil frenar un proyecto tan grande con toda la inercia que lleva, los compromisos de construcción adquiridos con los licenciatarios de las obras, etc. Incluso aunque sea un sinsentido económico lo más probable es que la obra siga adelante para ser finalmente infrautilizada o no utilizada en absoluto. Además, las directivas europeas que piensan en una gran red eléctrica europea obligan a aumentar la interconexión, y más aún en cumplimiento de los objetivos del Horizonte 2020 (aunque como comentamos en su día sea bastante más verosímil un Horizonte 1515). Por tanto, lo más probable es que esta obra siga adelante hasta que se produzca el colapso de la sociedad o un cambio revolucionario en la mentalidad de sus gentes.


Salu2,
AMT
Categories: General

Elogio del coche eléctrico

The Oil Crash - 14 January, 2014 - 00:01


Queridos lectores,

Algunos de los artículos más consultados de este blog son los que yo escribí refiriéndome a las limitaciones de los coches eléctricos y por qué nunca se adoptarán a gran escala. En esta ocasión, Albert Bagué ha querido hacer un artículo en defensa del vehículo eléctrico como la gran opción de futuro. El razonamiento de Albert, correcto en términos técnicos, no sortea los problemas que yo apuntaba en los anteriores artículos, pero en aras de una pluralidad de la que a veces se acusa a este blog de carecer he decidido publicar la pieza de Albert para que Vds. mismos la juzguen.

Salu2,
AMT

El vehículo eléctrico, sí o sí, el Gran Acierto.En contraposición, “parcial”, al artículo presente en este Blog, titulado “El coche eléctrico, un grave error”, he escrito el presente, no para llevar la contraria al Sr. Turiel, si no con el fin de aclarar conceptos y ampliar, si cabe, algunos otros. En el presente artículo se hablará de motores, de eficiencia energética y de baterías.Cuando la AIE habla de eficiencia energética, está diciendo muchas cosas, sin concretar casi nada, la eficiencia energética es amplísima y abarca muchísimos campos. Y lo mejor de todo, es que es rentable.La energía eléctrica, sí o sí, substituirá la energía química obtenida de los combustibles fósiles. Entiendo que la velocidad de esta transición, a una sociedad totalmente eléctrica, la va a regular el mercado en función de las necesidades reales de las personas, empresas e instituciones.  Lenta pero inexorablemente, nuestra sociedad, tendrá que ir convirtiéndose en una sociedad basada en el movimiento de electrones,  abandonando el uso “muy ineficiente” y “escaso” de los combustibles fósiles. Y esto será así por varios motivos:
  1. La electricidad es fácil de generar.
  2. Se puede llevar a grandes distancias, es fácil de conducir y no es visualmente contaminante (no se ve).
  3. Es silenciosa ( es una característica importante, ya que el ruido es un contaminante físico y de los más importantes).
  4. No emite residuos por “sí misma” (otra cosa son los procesos industriales utilizados para generarla).
  5. No desprende olores desagradables.
  6. La electricidad se puede transformar en calor, en frío, en movimiento (trabajo mecánico), luz…sirve para “casi” todo, con una eficiencia superior a la de la quema de hidrocarburos.
  7. La energía eléctrica es más eficiente en términos económicos y ecológicos que la energía obtenida de los hidrocarburos y además la puede generar cualquiera que se lo proponga.
  8. En menos de 17 años los combustibles fósiles serán muy caros, por escasos, más que por el interés de especular con ellos, que también. Llegará un punto, en que el coste limitará por completo la demanda, y la escasez lo acabará de rematar. Esperemos que el pánico no haga estragos.
  9. De momento, la energía eléctrica es la única, “CAPAZ” de abarcar tantos ámbitos de nuestras necesidades energéticas.
  10. La energía eléctrica es la más eficiente de todas en su aplicación práctica, más que la nuclear y más que la química (el petróleo). Si es por eficiencia la energía eléctrica gana por goleada a todas las energías conocidas.
La energía eléctrica es la “Energía por Excelencia” a pesar de que sólo sea algo más de un 25% del total de la energía que consumimos, algo que va a cambiar, sí o sí, por pura necesidad.  Y no nos queda mucho tiempo, para evitar que este proceso sea lo menos traumático posible. Por otro lado todos los “cambios sustanciales” siempre son traumáticos. Los humanos somos animales de costumbres, nos guste o no. Por tanto, dependerá de nuestra capacidad de adaptación y aceptación, que la transición sea más o menos dolorosa y/o penosa. El motor eléctrico es MUCHO MÁS eficiente energéticamente que un motor de combustión.En un motor de combustión interna, la energía aprovechada es como mucho de entre un 20% y un 28% como máximo en el caso de los motores gasolina y entre un 23 y un 45% en los motores diesel, incluyendo los motores navales que giran a 100 r.p.m. Dicho de otra manera: En un motor de gasolina, por cada litro “quemado” se aprovechan en forma de trabajo mecánico, entre 200c.c. y 280 c.c. como máximo. El resto se pierde en forma de calor (+60%) y rozamientos de todo tipo.En un motor diesel, por cada litro (1000 c.c.) “gastado” se aprovechan entre 230 c.c. y 300 c.c. como máximo, el resto se desperdicia.Los motores térmicos son MUY INEFICIENTES. El Ciclo de Carnot, que explica su funcionamiento, ya establece un rendimiento máximo teórico en torno al 50%. En realidad el Teorema de Carnot, calcula el rendimiento “teórico” de una máquina térmica, en función de la diferencia de temperatura de trabajo de cada ciclo. En el caso de los motores navales, el rendimiento “teórico” máximo, estaría en torno al 60%. En realidad es de cómo máximo del 50%, y ese rendimiento es para motores diesel de dos tiempos que son realmente grandes (109.000 CV a 100 r.p.m. ) utilizados en cargueros transoceánicos. Para que os hagáis una idea, de las dimensiones de un motor de este tipo, los cilindros son de casi tres metros de diámetro…Los motores eléctricos actuales, tienen un rendimiento del 95%, sin hacer grandes cosas en ellos. Existe normativa que obliga a que los motores eléctricos tengan como mínimo un rendimiento en torno al 97,5%. Lo cual está súper bien. Los avances en motores eléctricos irán encaminados a mejorar o mantener sus rendimientos, utilizando cada vez menos “tierras raras”, léase mejoras en las aleaciones, mayor precisión mecánica, disposiciones ligeramente flexibles, motores sin imanes permanentes y sin utilizar tierras raras,…En los motores veremos avances, poco visibles, pero teniendo en cuenta mejoras de “sólo” un 3% en el rendimiento, o reducciones de coste progresivas, estará más que bien en términos absolutos. Mejorar algo de por sí bueno, tiene mucho mérito. Requiere personas implicadas, muy atentos a lo que hacen, muy competentes y luchadores (en el buen sentido de la palabra), especímenes humanos escasos.En la gráfica tenéis una comparativa de rendimientos, entre los motores eléctricos y los térmicos, incluyendo el diesel naval y turbinas, tanto movidas por gas como por vapor de agua, que sería el caso de las centrales  nucleares.Fijaros que la diferencia de rendimiento y por tanto de eficiencia, es ABISMAL.Hasta aquí hemos visto, las diferencias de rendimiento y eficiencia entre motores eléctricos y motores térmicos, pero ¿y la potencia de los motores? ¿y el par motor? ¿y…?
La potencia de un motor térmico y un motor eléctrico.Recordemos que la potencia, es la capacidad de realizar un trabajo por unidad de tiempo, según la fórmula: P = W / t.La fórmula de cálculo de la potencia, también puede ser expresada como el producto de la fuerza por la velocidad, según la fórmula: P = F · vLa potencia eléctrica se expresa según la fórmula: P= I · V . En donde I, es la intensidad en Amperios de la electricidad (o cantidad de electrones) y V la tensión en voltios de la corriente eléctrica aplicada. En todas las fórmulas, la potencia puede ser expresada en Vatios, pero como ésta es una unidad muy pequeña se utilizan sus múltiplos superiores como el Kilovatio, el Megavatio, Gigavatio, etc. Y cuando se requieren potencias estables a lo largo del tiempo se expresan en términos de la energía consumida, KW·h, MW·h, GW·h, etc.Otras unidades empleadas para expresar la potencia, son:El Caballo de Vapor (CV), en donde 1CV=735,49875 vatios o wattsEl HP o también llamado caballo fuerza o caballo de potencia, en donde 1HP= 745, 699 vatios o watts.1KW equivale 1,36 CVLa potencia entregada de un motor se mide en KW (SI). Se dice que la potencia de un motor es de 100CV, cuando el motor es capaz de entregar 73.549,875 watts o 73,5498 KW (siempre en unas condiciones determinadas).¡Ojo aquí! El dato de la cifra de potencia se suele dar “a secas”. La potencia de un motor va en función de las revoluciones y del par motor. En realidad, que nos diga el fabricante que el motor entrega 100 CV nos dice algo, pero poca cosa, ya que no sabemos que cifra de par motor entrega y a cuantas revoluciones, para dar esa potencia de salida. Para “valorar” correctamente un motor es mejor conocer la gráfica de entrega de potencia y mucho mejor la gráfica del par motor.La gráfica siguiente compara la curva de entrega de par-motor y la potencia de un motor eléctrico de 109CV con un motor de 109 CV de gasolina. Como se aprecia en la gráfica, el par-motor de un motor eléctrico es muy elevado al principio y decrece al pasar de las 2800 r.p.m. En el motor de combustión empieza a las 800 r.p.m. y termina en las 6500 r.p.m. Se observa que la potencia entregada por un motor eléctrico también es muy superior y mucho más elástica y constante que en un motor de combustión interna.Los que hayan conducido un coche eléctrico saben que son una auténtica gozada, en aceleración, en prestaciones y costes de mantenimiento (aquí se incluye, por supuesto, el coste de darle de alimentarlo)...Pero si los motores eléctricos son tan buenos, ¿porque les cuesta tanto de implantarse?La Respuesta es sencillísima: LAS BATERÍAS.



Las baterías o sistemas de almacenaje de la energía eléctrica.Los vehículos eléctricos, tienen sólo una cosa en contra: La autonomía y los tiempos de recarga, es decir, no disponemos “todavía” de un sistema para almacenar la energía eléctrica, que nos ofrezca la rapidez de recarga y autonomía que nos ofrecen los hidrocarburos. Y los humanos somos muy comodones…Hay que considerar que 1 litro de gasóleo contiene unos 10,72 KW·h de energía en forma de calor.Una batería como la del Leaf de 24 KW, es capaz de almacenar el equivalente a 2,2 litros de gasóleo (esto no es del todo cierto, puede almacenar más, pero eso, lo explicaremos otro día) .Con una batería de 24 KW, podemos recorrer 180 Km, y con 2 litros de gasóleo no llegamos a los 50 Km. Recargamos el gasóleo en segundos, mientras que para las baterías necesitamos horas…Para poner un litro de combustible a nuestra disposición, hemos necesitado quemar 1,25 litros de más; es decir, quemamos 2,25 litros de combustible, para aprovechar sólo 0,25 litros en nuestros vehículos. Es evidente que el vehículo eléctrico es mucho más eficiente y ecológico que el vehículo convencional.Las baterías que se están ofreciendo hoy son a base de Litio, un metal, que no es demasiado abundante. Aunque existan reservas de Litio, no significa que sean “extraíbles”, o por lo menos a bajo coste…El Litio es reciclable, pero tiene un coste energético. Dudo que las baterías de Litio, sean las baterías de referencia en el futuro.En la actualidad, existen muchas líneas de investigación, que intentan mejorar las baterías de Litio actuales o bien conceptos novedosos de baterías ya existentes, incluso se investiga el almacenaje con moléculas orgánicas.No voy a extenderme sobre la baterías, sólo comentar que hay investigaciones y desarrollos de todo tipo, litio-aire, zinc-aire, aluminio-aire, litio-azufre, sodio-aire, orgánicas, con cátodos de carbono,… Las mejoras llegarán paulatinamente, al igual que con todos los logros técnicos de nuestro alrededor. Es inevitable.No creo que se implante un solo tipo de batería, coexistirán de muchos tipos, formatos y composición. Las baterías de los modelos de Tesla, no se parecen en nada a las utilizadas en el Leaf. Existirán otras, más específicas para los vehículos de gran tamaño.Las 4 claves para las baterías de un futuro a medio plazo, está en la “densidad energética (KW/Kg)”, la abundancia de los materiales utilizados para su fabricación, los tiempos de recarga y “el coste”. Entiendo que el vehículo eléctrico ha llegado para quedarse, sí o sí, porque no hay otra posibilidad, por necesidad. La humanidad no renunciará tan fácilmente a la libertad de movimientos que nos han brindado los vehículos.Hay que ir despidiéndose “amablemente” de los hidrocarburos. Han sido la auténtica palanca para la evolución de nuestra sociedad en los últimos 128 años.Hemos avanzado mucho gracias a su excelente TRE. Un TRE que ya está bajando más rápido de lo que se quiere aceptar.Dependerá de excelentes humanos, que este cambio de paradigma energético sea lo menos doloroso posible, sin guerras ni conflictos.QUEDA INAUGURADA UNA NUEVA ERA.
Categories: General

El dogal

The Oil Crash - 5 January, 2014 - 04:04


Queridos lectores,

El año 2014 depara algunas desagradables sorpresas en materia fiscal para los españoles, y particularmente en materia energética. Por una parte, el temido déficit de tarifa eléctrica llega ya a la exorbitante cifra de 30.000 millones de euros. Delante de lo abultado de este número (representa un 3% del PIB oficial de España) el Gobierno estuvo a punto de aceptar una nueva subida del recibo de la luz, esta vez del 11%, que al final redujo al 2,5% con una revisión del sistema de subastas que se utiliza para fijar el precio. El problema con el déficit seguirá coleando durante mucho tiempo hasta que se acepte reestructurar esta inasumible deuda, gracias a la cual se está justificando tanta sobrerregulación en el sector eléctrico con consecuencias que a largo plazo serán funestas (como por ejemplo las excesivas trabas al autoconsumo).

Menos publicitadas, sin embargo, se han tomado otras medidas que afectan muy en particular al mercado de los combustibles. Por ejemplo, desde el 1 de Enero el Estado ya no paga la subvención a los biocombustibles que por ley sigue siendo obligatorio incorporar a la gasolina y el diésel, con lo que al error de utilizar los biocarburantes se le añade la obligación del pago de su coste a los distribuidores. Dado los márgenes decrecientes con los que trabajan los distribuidores este sobrecoste se acabará trasladando más temprano que tarde al consumidor, inhibiendo aún más el consumo (que en España ha caído más de un 25% desde los máximos de 2008) y retroalimentando la espiral de esta crisis que no acabará nunca. En este caso el Estado no aumenta la recaudación pero disminuye el gasto, endosándoselo a los consumidores en un producto cuya demanda es bastante inelástica (es decir, que no cambia mucho al margen del precio) hasta que la propia demanda resulta en parte destruida.

Pero al margen de esta medida se contemplan otras que sí que van dirigidas al aumento de la recaudación. Especialmente onerosa será la obligada transposición de la Directiva Europea 2012/27 que fuerza, entre a otras cosas, a una disminución del consumo de energía primaria en España de un 1,5%  anual de 2014 a 2020 (un 9% en todo ese período con respecto al valor de 2013),  para cumplir con el Objetivo 2020 (cuya falta de realismo comentamos también en estas páginas). Es curioso ver como las medidas que se discuten en los foros especializados se concentran sobre las medidas que afecta al sector residencial, sin tener en cuenta que en España más del 50% de la energía primaria se consume en forma de petróleo. Y efectivamente el Gobierno ya ha sondeado a las distribuidoras de combustibles sobre cómo se tendrían que implementar esas medidas de disminución de consumo, puesto que la Directiva deja claro que se tendrán que usar sistemas de medición y control. Dentro de las diversas medidas posibles para disminuir el consumo se contempla explícitamente elevar la fiscalidad de los carburantes cuando se rebasen ciertos topes de consumo en las gasolineras (como clarifica una presentación del Ministerio de Hacienda). Aún no se ha decidido el esquema y son muchos los sectores afectados, no sólo el petrolífero, pero lo único que está claro es que a más tardar en Abril de este año el Gobierno debe tener un plan preparado para presentar a Europa, explicando cómo se va a conseguir tamaña reducción. Cabría preguntarse si en el caso concreto de España, debido a la gran disminución de su consumo de energía, se necesita una reducción adicional de otro 9%, pero al directiva deja claro que el año de referencia es el 2013, con lo que España cumpliría con creces la marca del 2020, eso sí, con una recesión económica como no se había conocido en décadas. Tendremos que esperar hasta Abril para saber qué forma toma este plan de ahorro forzoso...

La opción de aumentar la recaudación es la más natural para el Gobierno, porque aparte de ser fácil de implementar aumenta los ingresos en un momento crítico para España. De hecho, en otros sectores, al amparo de Directivas Europeas, se han tomado recientemente medidas de aumento drástico de la fiscalidad. Es el caso por ejemplo del nuevo impuesto sobre gases fluorados, instrumento para inhibir el uso de gases con un gran potencial de efecto invernadero en los equipos de refrigeración, sobre todo industriales (como se explica de manera sencilla en este enlace). El Gobierno justifica este nuevo impuesto por razones ecológicas, aunque dado lo desproporcionado de la tasa (que llega a suponer 10 veces el precio del gas) y la falta de alternativas que se puedan implementar en tiempo razonable (lean este enlace y sobre todo sus comentarios), unido al anuncio hecho desde Europa de que revisarán la Directiva por las dificultades de aplicación, hace que más de uno vea en la celeridad con la que el Gobierno español ha aprobado este impuesto un mero afán recaudatorio que fomenta el contrabando y el trapicheo sin control que puede llevar a la ruina a muchas pequeñas y medianas empresas, e incluso a restaurantes y supermercados ya que los costes reales se adivinan superiores a los 140 millones de euros estimados por el Ministerio. 

Teniendo en cuenta que en el caso del decreto de eficiencia energética que comentábamos antes desde el Ministerio se contemplan también tipos impositivos muy elevados para conseguir inhibir el consumo a ese 1,5% anual, es probable que se provoquen efectos similares. Y, como digo, eso no sólo afecta al petróleo sino a toda forma de energía y todo consumidor, grande o pequeño, de la misma. 

Un dogal es un tipo de nudo que se utiliza para manejar un animal, atándole la boca y el cuello. También designa en castellano el nudo corredizo con el que se ahorca a los malhechores. El Gobierno está a punto de ligar con un fuerte dogal diversos sectores económicos españoles para intentar conducir al país por la senda de la eficiencia energética. Estrecha senda, porque un mal paso y en vez de conseguir eficiencia energética se obtendrá descenso energético, sí, pero ocasionado por una fuerte reducción de la actividad económica y no por una verdadera mejora de la eficiencia energética (algo que los defensores de la ridícula teoría del peak demand parecen no comprender). Y si se da ese mal paso el dogal con el que se fuerce ahora la economía española puede pasar de bozal a soga de ahorcado.


Salu2,
AMT
Categories: General

Cuarto año de este blog

The Oil Crash - 31 December, 2013 - 18:14


Queridos lectores,

He querido que la última imagen de este año corresponda con la del evento que en mi opinión ha sido el más significativo del año: la desestabilización de la corriente de chorro polar por el alza de temperaturas en el Polo Norte. Incluso para el blog este evento ha sido el más significativo: el post que versaba sobre este fenómeno, "Un año sin verano", en pocos días se convirtió en el post más visto del blog (aunque algunos parecen no haber entendido el post; aún recientemente me preguntaban si no me desdecía de mi predicción de que este año no habría verano, lo cual implica que obviamente no han leído el artículo).

Como es costumbre, analicemos el pasado, presente y futuro del blog.


Pasado:

La degradación de nuestra sociedad sigue su lento curso. El paro en España tocó el 27,2% en el primer trimestre y se ha mantenido en el 26%, lejos de las previsiones oficiales que poco a poco se han ido ajustando para describir la realidad que desgraciadamente se observa. Cada vez hay más personas pobres y excluidas en toda Europa, incluso en la opípara Alemania, y en EE.UU. la población excluida crece sin cesar: ya uno de cada 7 adultos y más de uno de cada 4 niños depende de los cupones de beneficencia para comer. China está experimentando un cierto parón económico, en Brasil la inversión petrolífera no va bien tras la quiebra de OGX y la mala situación financiera de Petrobras. La guerra sigue en Siria, la situación en Egipto se parece cada vez más a un guerra, Turquía sufre revueltas recurrentes, hay atentados en Rusia, agitación en México y saqueos en Argentina, por mencionar sólo unos pocos países. Y las predicciones que formulo para 2014 no son demasiado alentadoras.

Respecto al blog, contando éste el año se cerrará con 122 posts, cantidad semejante a la del año pasado, una vez más con numerosas contribuciones de otros autores, a los que de nuevo agradezco sus desinteresadas contribuciones y animo a los pasados colaboradores y a los nuevos que puedan aparecer a enviarme sus artículos y así mejorar el esfuerzo de divulgación.

Desde el punto de vista de la estadística, las discrepancias entre Google Analytics y el propio blogger son cada vez más amplias en cifras absolutas, debido a la diferente manera que tienen de medir las visitas. Así, a día de hoy según Google Analytics hasta hoy ha habido 1.390.905 visitas y se han visualizado 4.032.983 páginas, mientras que según la contabilidad interna de blogger (de la que se nutre el contador que pueden ver aquí a la derecha) el número de páginas vistas (no hay estadísticas de las visitas) ha sido de alrededor de 3.400.000 (no doy una cifra concreta porque este número va creciendo a lo largo del día y sin duda hoy llegaremos a ese guarismo tan redondo. En lo que sigue usaré las estadísticas de Google Analytics, que son más detalladas, pero tengan siempre en cuenta estas desviaciones entre un método y otro de medida, que implican que más que fijarse en los números absolutos deben confiar más en las tendencias.

Desde el 30 de Diciembre de 2012 al 30 de Diciembre de 2013 el número de páginas vistas ha sido de 1.716.000 mientras el número de visitantes únicos ha sido 279.000. Comparando con los números del año pasado (1.550.000 páginas vistas y 167.000 visitantes únicos) se ve que el número de páginas vistas ha crecido más moderadamente que en los años anteriores pero el número de visitantes sigue aún una progresión bastante explosiva. La razón de estas dos diferentes tendencias es sin duda el cierre de la sección de comentarios, que ha hecho que la gente no vuelva una y otra vez al mismo post para comentar, pero a pesar de ello el número de nuevos visitantes sigue creciendo. Eso quiere decir que el blog sigue aumentando rápidamente su penetración. También ha bajado el número medio de páginas por visita (de 3,35 el año pasado a 2,69 este año) y por tanto la duración media de las visitas (de más de 4 minutos el año pasado a 2 minutos y 20 segundos este año). En menos de 2 minutos y medio no se leen la mayoría de los posts, aunque esa baja media se podría explicar por un porcentaje importante de "falsas visitas" (visitas muy fugaces debidas a robots como los de vampirestat o zombiestat que algunos meses fueron bastante activos) o de gente que llega casualmente al blog y desiste de seguir leyendo por la longitud de los posts. Por eso de nuevo lo más importante es saber cuántos usuarios han venido más de una vez, porcentaje que este año bajó un poco y se situó en el 57%.

El blog tuvo una fase de fuerte ralentización después del cierre de la zona de comentarios, pero pegó un gran acelerón con el post "Un año sin verano", después de lo cual ha mantenido un ritmo de crecimiento semejante a antes del cierre (no deja de ser irónico que un blog sobre nuestro mundo finito tenga un comportamiento tan exponencial - obviamente por tiempo limitado). La buena afluencia de público ha hecho que durante 2013 el blog haya llegado al segundo millón de páginas vistas a finales de Enero y a los tres millones a mediados de Septiembre (estadísticas en este caso de acuerdo con blogger, ya que con Google Analytics habríamos pasado ya los cuatro millones). A ritmos actuales (de poco menos de 100.000 páginas vistas al mes) es previsible que a principios de Julio el blog llegase a los cuatro millones de páginas vistas, sin que pueda llegar a los cinco millones hasta 2015.

En cuanto a la procedencia de los visitantes, durante 2013 España siguió ocupando el primer lugar con el 78% de los visitantes, seguida de Argentina (3,5%), México (2,8%), EE.UU. (1,4%) y Colombia (1,3%). La media de tiempo de lectura de los posts es similar en todos los países al menos hasta el puesto vigésimo.

De nuevo, la razón del mayor impacto del blog se debe al portal meneame.net, donde algunos posts han tenido mucho éxito.
  
Este año ha incorporado una característica nueva: algunas distopías/relatos breves (o no tan breves como la novela corta "Un futuro sin más"), cuya recepción ha sido un tanto desigual. Quizá en el futuro haga algún nuevo relato breve pero evitaré publicar muchos en el blog.

En términos absolutos (contando desde el año 2010, inicio del blog) el número de visitantes únicos ha sido de 520.466, más del doble que hasta Diciembre de 2012 (buen ritmo de duplicación, ciertamente), el 62,5% de ellos recurrentes, lo que nos da unos 325.000 visitantes más o menos asiduos, el doble que el año pasado. La penetración del blog poco a poco se va notando, a pesar de que obviamente el número de visitantes verdaderamente movilizado por los problemas que aquí se explican es un pequeño porcentaje de ese total. E incluso en el caso del país que más lectores envía, España, asumiendo que el aproximadamente 80% de españoles de esos 325.000 visitantes asiduos, que serían unos 260.000, estuvieran motivados y movilizados, aún representarían tan sólo el 0,5% de la población española. Queda claro por tanto que contrariamente a lo que lo abultado de los números que he expuesto hasta ahora el grado de concienciación sobre los graves problemas que aquí se discuten es todavía muy, muy tenue.

A día de hoy (estadísticas de blogger) los 10 posts más vistos son "Un año sin verano" (2013), con 81.121 visualizaciones; "El pico del diésel" (2012), con 39.700 visualizaciones; "Digamos alto y claro: esta crisis económica no acabará nunca" (2010, y que había sido el primero tres años seguidos y ahora pasa al tercer puesto), con 32.564 ; "Postal desde Portugal" (2012), con 20.795; "Una mina en la luna" (2012), con 19.884; "Fracking: rentabilidad energética, económica y ecológica" (2013), con 19.237; "Sobre la escasez de recursos y expansionismo militar" (2013), con 17.859; "El fracking se factura" (2013), con 14.361; "Peak oil y doctrina del shock" (2013), con 13.866; y "La España buena y la España mala" (2013), con 11.989. Llama la atención que de los 10 primeros posts 6 fueron publicados durante este año e incluso hay dos muy recientes ("El fracking se factura" y "La España buena y la España mala"), lo que indica, de nuevo, que el blog está en fase expansiva.

Presente:

Lo más destacado de este año es la llegada hasta los 3 millones de páginas de vistas y el desafortunado cierre de los comentarios del blog. El cierre vino motivado no sólo por el tono un tanto crispado que a veces tomaban las discusiones, sino también por el persistente acoso contra mi persona y mi familia de un demente que sólo buscaba llamar una inmerecida atención. Dado lo complicado que me resultaba gestionar los comentarios decidí cerrarlos, pero ya saben que si quieren discutir sobre los temas aquí tratados y otros similares siempre pueden acudir al Foro Crash Oil. Por cierto que ya doy por perdido que la gente entienda que el blog (y el fenómeno que se describe) es el Oil Crash; el hecho de que el dominio estuviese cogido y que no me quedase más remedio que alterar el orden natural de las palabras para la URL han hecho que al final la mayoría de la gente hable del "Crash Oil" porque el dominio es crashoil.blogspot.com. En fin, bueno pues.

Futuro:

No preveo un cambio muy radical de la línea del blog en el próximo año, aunque sí del foco de mis preocupaciones, que tendrán por fuerza un carácter cada vez más local, en parte por coherencia y en parte por necesidad de pasar más tiempo con los míos en unos tiempos que por fuerza han de ser cada vez más complicados. Quizá sea 2015 el año de la transición, personal y del blog. Sin embargo, tengo la creciente impresión de que la ventana de oportunidad para los cambios se está cerrando.


Que tengan Vds. una buena entrada de año y Feliz Año 2014.

Salu2,
AMT
Categories: General

Predicciones para 2014

The Oil Crash - 30 December, 2013 - 16:54

Queridos lectores,

Y una vez más, al acabar el año en curso, me veo en las mismas de tener que aventurar qué nos depara el año por venir. Ejercicio harto difícil, no sólo porque desconozcamos el futuro, sino además porque el aspecto en el que yo me concentro (la disponibilidad de recursos naturales) no nos dice qué pasará sino más bien qué no pasará (o sea, qué es imposible que pase por fallar las bases materiales para ello). Se da la circunstancia, además, de que mis previsiones para  2013 han resultado bastante menos acertadas que las de otros años. Hagamos un repaso rápido de éstas y veamos hasta qué punto mis previsiones se han desviado de la realidad:

  • Recesión instalada: No del todo acertada. Es cierto que el crecimiento económico del conjunto de la OCDE ha sido de pequeño a negativo, que la mayoría de los analistas coinciden en que las bases para el crecimiento son débiles, que en Europa la tendencia es bastante plana (Alemania crece algo más que el resto) y que ciertamente China da señales de desaceleración; sin embargo, lo cierto es que EE.UU. mantiene un ritmo de crecimiento más que notable (aunque con muchos desequilibrios internos). En clave española, y como se preveía, varias grandes empresas (Pescanova, Fagor, Panrico) han presentado concurso de acreedores. Además, según la Encuesta de Población Activa (EPA) el paro no llegó al temido 28% que anunciábamos para el primer semestre, pero durante el primer trimestre alcanzó al 27,2% y se ha mantenido después en torno al 26%; teniendo en cuenta que en la EPA no cuenta como activos a aquellos trabajadores que han desistido de buscar trabajo (por la misma desesperación o esperando a que vuelva el crecimiento) creo que las cifras que di fueron bastante acertadas. Además, y como se comentaba en el post del año pasado, la emigración es cada vez más evidente. La previsión que claramente marré completamente fue la de la evolución del IBEX35: el punto más bajo del año son los 7.553 puntos del 24 de Junio, sólo 900 puntos por debajo de la cotización del 2 de Enero, y no 2.000 puntos como aventuraba, y además después la cotización no se ha mantenido en ese punto sino que ha subido a buen ritmo llegando ahora a estar a unos 9.800 puntos. Posiblemente una parte significativa del volumen de contratación actual esté destinado a simplemente evitar que las acciones de las principales empresas españolas se deprecien demasiado, lo cual perjudicaría a los inversores principales (bancos y fondos de inversión) y por eso la cotización no baja sino que además sube, por ahora. En todo caso, la previsión sobre el IBEX35 fue completamente errónea.
  • Restricciones del acceso a los combustibles: Como se decía aún es pronto para la OCDE pero quizá no para México por ejemplo, donde la reciente reforma energética liberaliza de facto el petróleo mexicano con consecuencias que los mexicanos conocerán pronto (y contra la que algunos sectores ya han reaccionado con virulencia). Diversos países en todo el mundo sufren restricciones de acceso a los carburantes, comenzando por los que están en guerra o sumidos en revueltas. Y en el caso particular de España, si el Ministerio de Industria continúa con sus planes, se podría producir un efecto de cierto racionamiento debido a una nueva fiscalidad agresiva sobre el consumo que sobrepase un tope.
  • Espiral inflacionaria sobre la energía: Cualquiera que viva en España puede constatar que la factura energética no deja de crecer, aunque no así la de los carburantes (cuyo precio no puede crecer mucho más so pena de parar completamente la actividad económica) pero sí de la energía en general. El problema no es específicamente español y en la generalidad de la OCDE se habla de ello, con la sola excepción - relativa - de los EE.UU. En Japón preocupa la factura energética, ahora enormemente incrementada al cerrar todas sus centrales nucleares; en Francia se promulgan decretos de contención del gasto eléctrico y en general por toda Europa se multiplican estudios y noticias que analizan el impacto del precio de la energía en la productividad. En España la pobreza energética afecta ya a más del 10% de la población, con porcentajes similares por toda Europa (mayor en el caso de Grecia). Así que esta predicción la considero globalmente acertada.
  • Revueltas en Occidente: Es obvio que las cosas no van bien y cada vez son más frecuentes las manifestaciones y en ocasiones verdaderas revueltas (destaco particularmente las que se han producido en Rumanía y en Irlanda en contra del fracking, y en Grecia por casi cualquier cosa). Hay ciertamente una rabia creciente "dados los recortes sociales, las interrupciones de servicios esenciales por impago y los desahucios", pero aún no hay revueltas a gran escala. Por tanto la previsión no fue correcta.
  • Colapso financiero de la UE a cámara lenta: La cámara es tan lenta que todavía en 2013 no se ha notado. Definitivamente esta previsión ha resultado completamente errónea.
  • Tensión fiscal en los EE.UU.: Rotundamente sí. Primero la tensión por la necesidad de elevar el techo de deuda y casi inmediatamente el cierre del Gobierno Federal de los EE.UU. por la no renovación del presupuesto federal, que se prolongó durante poco más de dos semanas, han demostrado que el panorama fiscal de los EE.UU. no es nada halagüeño. Y los problemas sólo se ha pospuesto hasta Enero y Febrero de 2014, respectivamente.
  • El crash del carbón: La situación era y es complicada, pero ni mucho menos se han producido los problemas que se aventuraban, en parte porque la producción mundial de carbón aún ha podido aumentar y en parte seguramente por el frenazo económico de China. Esta previsión ha sido completamente errónea.
  • Agua, alimentos y Primera Guerra del Hambre: Aún no; hay problemas recurrentes y agravados, la situación en Egipto y en Siria es muy grave y los problemas se van poco a poco extendiendo pero aún no ha estallado la Primera Guerra del Hambre. Tampoco se consideraba un hecho seguro, en realidad.
  • Fin de este blog: El blog no se ha acabado aunque sufrió un duro revés primero con la censura previa de los comentarios y después con el cierre completo de los mismos (aunque recuerden que siempre pueden acudir al foro). El cierre total se veía poco probable y afortunadamente no ha sucedido.

Formulemos por fin ahora las predicciones para el 2014. Como siempre, son sólo conjeturas sobre las tendencias que ahora mismo se observan más que pronósticos certeros, y aunque algunas de las cosas que ahora diré no se materializarán en 2014 el riesgo de que acaben llegando en años ulteriores va a subsistir.


  • La economía mundial, estrés permanente: Varios indicadores de los países más avanzados indican una clara tendencia a la recuperación, mientras que otros muestran el signo contrario. Sin embargo la inversión en exploración y explotación de petróleo (y no sólo de petróleo) no está al nivel que se necesita para poder explotar estos recursos más caros y mantener la producción. Empieza a ser evidente que la producción de petróleo crudo retrocede, y viendo que cada año que pasa las previsiones oficiales son peores que el anterior seguramente la caída va a ser más rápida de lo que actualmente se estima; sin un rápido crecimiento de la inversión (que no se está produciendo) la falta de petróleo se va a hacer cada vez más evidente (sin que la última esperanza, el fracking,  pase de ser una mera burbuja que ya está reventando). Desde el punto de vista económico eso implica que no todo el mundo puede crecer, con un reparto desigual pero con una tendencia generalizada hacia el estancamiento e incluso la recesión. Durante 2014 la anunciada y anhelada recuperación no llegará a escala global, sólo un puñado de países aguantarán el tipo pero no la mayoría de los europeos y por descontado no España.
  • La energía como tema de actualidad: Cada vez se habla más de energía en los medios generalistas, y este año 2014 la energía puede convertirse en un tema muy repetido. Desde la pobreza energética hasta medidas de ahorro más agresivas (incluyendo la nueva fiscalidad de hidrocarburos que comentábamos antes, que se irá extendiendo a todos los países de Europa), la preocupación por la energía será cada vez más patente, sin que se puedan proponer soluciones viables. Las renovables saldrán una y otra vez a la palestra pero se empezará a oír más claramente hablar de su baja rentabilidad y de sus límites, para sorpresa e indignación de algunos grupos ecologistas que habían apostado fuerte en la que creían la buena dirección. Más empresas quebrarán en todo el mundo e identificarán los costes de la energía como uno de los factores determinantes de su quiebra. En general, habrá bastante malestar contra el sector de la energía y se alzarán voces por todo Occidente reclamando la nacionalización de la energía, sin tener en cuenta que los recursos autóctonos en la mayoría de estos países son muy escasos, reclamación infundada fruto de la repetida e interesada confusión entre "energía" y "energía eléctrica" (sólo un 10% de la energía final en el mundo es eléctrica, y el 21% en España) que sufre la opinión pública.
  • El futuro del fracking: Durante 2014 se continuará insistiendo que el fracking es una solución a nuestros problemas, aunque hacia finales de año los problemas ya muy evidentes de los yacimientos estadounidenses hará que surjan más voces denunciando que en realidad no es más que una estafa. El fracking seguramente dejará de ser un tema de moda hacia 2017 y hacia 2020 los yacimientos explotados de esta manera serán completamente marginales.
  • Año sin verano: El calor se hizo de rogar en Europa en 2013  y por las razones que se explicaron en el post correspondiente el riesgo de tener un verano poco caluroso subsistirán durante 2014. El impacto más negativo sería sobre la agricultura en Europa. 
  • EE.UU. en frente del abismo fiscal: En Enero EE.UU. revisará el techo de deuda y en Febrero tendrá que revisar el presupuesto. Aunque es probable que ambos momentos críticos se superen, quizá con cierto bloqueo temporal del estilo del que han sufrido en Octubre de este año, lo cierto es que tan sólo empujarán el problema adelante unos pocos meses más y hacia finales de año, probablemente hacia Septiembre-Octubre, se tenga que aprobar de nuevo casi al mismo tiempo una nueva elevación del techo de endeudamiento y el presupuesto para el siguiente año fiscal (que en EE.UU. empieza en Octubre). Si la situación económica de los EE.UU. comienza a mostrar signos claros de debilidad es probable que los republicanos quieran tentar sus fuerzas lanzando un ataque más fuerte a la Administración Obama y lleguen más lejos de lo que nunca se ha llegado. Tal actitud se considera demasiado irresponsable, pero en medio del creciente descrédito de la clase política y el descontento de las clases populares que llevan sobre sus hombros lo más pesado de la crisis los republicanos quizá los republicanos decidan jugar en 2014 la baza del populismo. Las consecuencias de un bloqueo de mayor alcance que el de este año se sentirían en todo el mundo, sumiéndolo en una recesión global. No es lo más probable que ocurra, pero el riesgo de llegar en 2014 a ese punto es bastante significativo.
  • Nuevas guerras y revueltas: 2014 será un año muy malo por lo que a lo que a conflictos de refieren. Egipto y Siria no se van a estabilizar; diversos países de la Europa de Este y Turquía van a sufrir revueltas recurrentes, así como México, Argentina y probablemente Venezuela en distinta intensidad - desde manifestaciones masivas hasta saqueos e incluso verdaderas revueltas. En general va a ser un año más turbulento que 2013. Merece la pena destacar el caso de Yemen, una auténtica bomba de relojería que muy probablemente explotará ya en 2014. Dada su proximidad a Arabia Saudita y la fuerte implantación integrista en su territorio la explosión de Yemen tiene el potencial de desestabilizar mucho la zona, en la que otros países como Irak e Irán tampoco destacan por su buena situación interna. El riesgo de que se produzca un gran conflicto en Oriente Medio durante 2014 es a mi modo de ver medio, sobre todo teniendo en cuenta que para la mayoría de los países de la zona los ingresos del petróleo están bajando, consecuencia de la ligera tendencia a la baja de la producción de petróleo de la región y de los mayores costes internos. Prepárense porque incluso si la zona no explota en 2014 estará cada vez más caliente. Al mismo tiempo los problemas ocasionados por el hambre y algunos conflictos por los recursos (Malí, Níger, Sudán del Sur) garantizan que el año será complicado para África. En Occidente el riesgo de tener un otoño caliente se verá maximizado por diversos factores, y entre otros...
  • El despertar de las regiones: El año 2014 depara un otoño caliente para Cataluña. Hacia el verano el presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, aceptará que no se puede celebrar el deseado referéndum de autodeterminación y convocará elecciones anticipadas en esta autonomía, intentando capitalizar el descontendo con estas "elecciones plebiscitarias", concepto introducido ad hoc y sin demasiado contenido legal. Contrariamente a lo que se puede pensar fuera de Catalunya, la apuesta de Artur Mas es esperar a que en realidad el resultado de las elecciones sea el habitual equilibrio nacionalista-unionista, y así no cambie nada. A día de hoy se aventura un resultado para esas elecciones que lejos de simplificar la ecuación la puede complicar muchísimo: una considerable bajada del conservador gubernamental CiU; una bajada todavía más importante de su alternativa, los socialistas del PSC; una cierta bajada del pro-español y conservador PP; y una importante subida del pro-independentista ERC, del pro-unionista Ciutadans y, en menor medida, de la anticapitalista e independentista CUP. El cambio de panorama político es tan radical que de él derivará una gran inestabilidad, una radicalización de los planteamientos generales y, en general, una mayor deriva nacionalista, con una mayor definición del frente catalán/español. Los problemas de España con Cataluña son sólo el anticipo de lo que van a pasar otros países europeos: recuerden que en Escocia hay convocado un referéndum similar (aunque en este caso apoyado por el Gobierno británico, probablemente porque saben que el resultado no será positivo), y que similares derivas se pueden encontrar en prácticamente cualquier país europeo y, quién sabe, quizá se encuentre en algún momento de su declive energético en América. La energía abundante y barata ha facilitado la cohesión de Estados complejos, y su relativamente rápida pérdida puede ocasionar su descomposición.
  • La deriva de España: La situación económica en España no va a mejorar. Grandes firmas de consumo como El Corte Inglés ya experimentan dificultades financieras apreciables, y la tendencia continuará previsiblemente durante 2014. El paro se mantendrá elevado sin demasiadas variaciones gracias a la emigración y al desestimiento de algunas personas a buscar trabajo, pero hacia el final del año volverá a subir. No llegará al 30% de la población activa pero no se quedará demasiado lejos. A pesar de las proclamas del Gobierno no se va a producir reactivación económica (el PIB variará poco en general, con una ligera tendencia negativa hacia el final del año y muy lejos de la subida del 0,7% proyectada por el Ejecutivo español), lo que vendrá acompañado con la quiebra de algunas grandes empresas más. Todo lo cual se traducirá en un gran malestar de todos los estamentos de la sociedad, desde el empresariado hasta los trabajadores y los parados. El" problema catalán" no hará más fáciles las cosas y hacia el final del año el Ejecutivo español, muy desprestigiado y en franca zozobra después de los malos resultados en las elecciones europeas de Mayo y temiendo lo peor en las municipales y autonómicas del 2015, comenzará a tomar medidas muy drásticas que pueden acabar en violentos enfrentamientos en la calle. Es posible que si no se siente suficientemente apoyado por el empresariado y por las bases de su partido el Gobierno español acabe convocando elecciones anticipadas.
  • Cierre de este blog: Evidentemente la temática de la que trata el blog (que el flujo de energía hacia nuestra sociedad ya está cayendo y que eso hace inviable el capitalismo tal y como se entiende hoy en día) no es del agrado de mucha gente. Y menos debido a artículos como el que denuncian la estafa del fracking (y cómo su burbuja se va deshinchando), la inviabilidad de la energía nuclear en el medio plazo (y las guerras por recursos que implican en la habitual huida hacia adelante ) o que las renovables no son la buena vía que a veces se pretende hacer ver. El riesgo de que por diversas razones me vea obligado a cerrar el blog sigue siendo pequeño pero no nulo.


Salu2,
AMT
Categories: General

Oil Crash: año 8

The Oil Crash - 28 December, 2013 - 01:35


Queridos lectores,

Una vez más llega el momento de hacer balance de este complicado año 2013 que sólo presagia más problemas para el 2014. Un año intenso y difícil de resumir, puesto que tener una visión global de él es esencial para descifrar las claves del futuro próximo. Como siempre, la selección de eventos es completamente subjetiva y por supuesto muy incompleta, pero espero que a pesar de éstas y otras carencias les pueda ser útil.

  • Perfect Storm: Durante este año se ha publicado un informe muy significativo, que lleva por título: "La tormenta perfecta: energía, finanzas y el fin del crecimiento" (en inglés). Aparte de lo interesante de lo que en él se discute y la claridad y sencillez de los argumentos, destaca el hecho de que quien ha patrocinado este estudio es la firma de intermediación financiera Tullet Prebon. Una frase a destacar (página 11): "Uno de los problemas con la economía es que sus practicantes predican la concentración del dinero, cuando resulta que el dinero es más bien el lenguaje y no la sustancia de la economía real. En última instancia la economía es - y siempre ha sido - una ecuación de excedentes energéticos, gobernada por las leyes de la Termodinámica y no las del mercado". 
  • Informe 2013 del Energy Watch Group: En Marzo se publicó la actualización del último informe, que databa de 2008, de este grupo alemán de analistas energéticos. En ese informe se contabiliza la pequeña variación positiva asociada al shale oil, pero a pesar de que el informe es un poco optimista, a mi modo de ver, sobre el uranio, la actualización sobre los datos del carbón y el gas hacen el horizonte para el cenit del total de la energía sea el 2018.
  • Año sin verano: Como explicamos en el post correspondiente, este año se ha producido con mayor intensidad que en los años anteriores un bloqueo de masas de aire frías sobre Europa al principio del verano del Hemisferio Norte, consecuencia de los cambios paulatinos que se están dando en los patrones de circulación atmosférica como consecuencia del cambio climático, y particularmente en la estructura de la corriente de chorro polar ártico. Afortunadamente el bloqueo se resolvió a comienzos del Julio y tuvimos un verano normal a partir de ese momento. Sin embargo el futuro de los próximos años se presenta complicado, y si la tendencia se consolida podríamos llegar a tener años con veranos fallidos en Europa desde el punto de vista agrícola por exceso de lluvia o falta de calor, mientras que en otras partes las olas de calor se van haciendo más frecuentes e intensas. Para acabarlo de empeorar, la probable repetición de los bloqueos fríos durante el invierno puede desencadenar inviernos muy crudos en la vieja Europa. La cuna de la civilización puede volverse climáticamente bastante inhóspita.
  • Año de revueltas: Lo que comenzó siendo una represión a gran escala del Gobierno de Damasco contra las revueltas de protesta ha degenerado en una verdadera guerra civil en Siria, cuyo futuro es bastante incierto. A pesar de anunciar su intención firme de intervenir militarmente en el conflicto para detener la utilización de armas químicas (sin que se aclarase si las usaban el Gobierno o los rebeldes), los EE.UU. finalmente dieron por buenas las explicaciones del Gobierno sirio y renunciaron a involucrarse, quizá por que preveían el bloqueo del Gobierno de los EE.UU. que sobrevino semanas después. El conflicto de Siria es fruto de muchos factores, y entre ellos hay uno que conviene destacar: el fin de las exportaciones de petróleo como muestra el siguiente gráfico de Gail Tverberg.Siria es una auténtica bomba maltusiana, como también lo es Egipto y por similares razones; no es por tanto sorprendente que en Egipto las revueltas de 2011 se hayan vuelto a reproducir este año, puesto que en Egipto no sólo falta libertad sino petróleo para exportar. Otro país que dejó de ser recientemente exportador, Argentina, ha experimentado recientemente, a mucha menor escala afortunadamente, cierta inestabilidad con una oleada de saqueos por todo el país cuya finalización es incierta. El año que viene algunos países más se podrían unir a esta tendencia de países que al dejar de ser exportadores de petróleo se vuelven inestables, y un firme candidato a ello es Yemen.
  • Escasez global de combustibles: La Agencia Internacional de la Energía alimenta la falacia de que la producción de petróleo aumenta porque lo que aumenta es la producción en volumen (no en energía) de todos los líquidos del petróleo, una vaga categoría que incluye cosas disímiles, incluyendo los denominados Líquidos del Gas Natural (NGL) que sólo abusivamente se pueden considerar como sustitutos del petróleo (como explica James Hamilton en este enlace). Lo cual es especialmente grave si se tiene en cuenta que justamente sin los NGL la producción de todos los líquidos del petróleo estaría ya en declive. Según el propio informe anual de la AIE hay problemas de suministro de combustibles cada vez más frecuentes en el Sudeste Asiático y en otros diversos países, como Pakistán o Argentina. La situación en México o Venezuela no permite augurar tiempos nada tranquilos (por no hablar los problemas del mercado interno ruso). Muchos de los países que mencionamos tuvieron problemas de suministro en el pasado, pero nunca antes tantos países han tenido el mismo problema al mismo tiempo (salvo durante las Guerras Mundiales).
  • El fin del sector fotovoltaico español: Este año el Gobierno español aprobó el enésimo decreto regulando la producción de electricidad renovable (el séptimo en un año). La historia es larga y complicada (pueden leer un excelente artículo de Pedro Prieto detallando todo el viacrucis del sector; yo mismo hice una reseña bastante más breve sobre el particular) pero la esencia del problema es que el Gobierno ha suprimido de facto las bonificaciones a la producción renovable y ha añadido muchísimas más condiciones a la producción, con graves consecuencias en particular sobre el sector fotovoltaico español . Los problemas sin embargo no son únicos de España (lo que es genuinamente español es la sobrerregulación y un cierto grado de amiguismo con las grandes eléctricas), y así incluso en Alemania se están comenzando a plantear preguntas incómodas. El problema mayor es que la electricidad es un tipo de energía especializada que se usa no como sustituto, sino como complemento de otras, y faltando éstas (y particularmente el petróleo) el consumo eléctrico acaba cayendo. Y puesto que el coche eléctrico no está tomando el relevo del petróleo en particular en la automoción privada (las razones de lo cual ya las explicábamos hace tres años) el sector eléctrico está condenado a entrar en crisis. Eso en todos los países occidentales; en España el problema empieza  tomar dimensiones grotescas debido al déficit de tarifa. Sin duda, el año que viene se seguirá hablando y mucho de energía (identificándola cuando convenga con "electricidad" a pesar de que la energía eléctrica sólo representa el 21% de la energía final en España y sólo el 10% a escala mundial).
  • Los BRICs echan el freno: A pesar de que aún se pueden leer algunos artículos alabando la abundancia de oportunidades en los países conocidos como BRIC (Brasil, Rusia, India y China) lo cierto es que todos ellos están actualmente mostrando signos de desaceleración - por decirlo suavemente- más o menos pronunciados. Lo cual merecerá un post futuro, sin duda, y será un tema a tratar extensamente durante el año que viene.
  • La nueva burbuja inmobiliaria global: Como ya explicamos profusamente es completamente obvio que la lección de las hipotecas subprime no se aprendió en absoluto y ahora mismo se está produciendo una nueva burbuja inmobiliaria sólo que esta vez es a escala global. El pobre consuelo es que esta vez España no está participando de esta fiesta, aunque la razón es que está con la profunda resaca de su propia burbuja inmobiliaria que le explotó en 2008.
  • La Vía Catalana: El 11 de Septiembre de este año varios centenares de miles de catalanes formaron una cadena humana de norte a sur de Cataluña, reclamando la independencia de este territorio. El desafío independentista llega un año después de la gran manifestación de 2012 y será seguida por algún gran evento el año que viene, aunque sea difícil que tal evento sea el referéndum convocado por algunos partidos catalanes. Como explicamos en el post precedente, lo que pasa en Cataluña puede acabar siendo una vía para hacer una suspensión de pagos parcial de la deuda española. En todo caso, está claro que se está entrando en una dinámica negativa y viciada que por fuerza sólo puede acabar mal.
  • World Energy Outlook 2013: El 12 de Noviembre la Agencia Internacional de la Energía publicó su informe anual, lleno de detalles interesantes para el que se toma la molestia de leérselo. Entre otros, se reconoce explícitamente en el texto que la producción de petróleo crudo ya está en declive que no va a ser compensado por los nuevos tipos de yacimiento, ni siquiera con el fracking. No sólo eso: la AIE se descuelga con un inquietante gráfico que avisa que si no se produce una inversión significativa durante los propios años (que por cierto es lo contrario de lo que, según ellos mismos cuentan, está pasando ahora mismo) la producción de todos los líquidos del petróleo excepto NGL podría caer muy rápidamente en un puñado de años (ver gráfica): Lo cual da sentido al temor que expresa el meme que acuñó Manuel Casal: en vez del Horizonte 2020 que es el actual leit motiv de la Unión Europea, Manuel nos propone el Horizonte 1515: "En 15 años la energía neta que proporcionará el petróleo será sólo el 15% de la actual". Para acabarlo de agravar, un análisis detallado de los números que presenta la AIE en el último WEO indica que, incluso habiendo una inversión adecuada en el escenario de referencia que ellos toman, se produciría igualmente un paulatino declive del volumen de todos los líquidos del petróleo producidos (en este caso, incluyendo incluso los NGL) antes de 2035.
  • El fracking se fractura: A principios de este año hicimos un análisis del fenómeno del fracking en los EE.UU. y de su nula rentabilidad. Durante este año las noticias que han ido llegando, sobre todo en los últimos meses, confirman que el experimento ha sido principalmente una burbuja especulativa que ya está empezando a desinflarse, dejando detrás pérdidas cuantiosísimas para las empresas extractivas que creyeron en él, y cada vez más diarios (en los EE.UU.; en el resto del mundo el tema se trata con sordina) hablan abiertamente del fiasco que ha supuesto el fracking.



¿Llegan ya los brotes verdes en el caso de España? Aunque la balanza de pagos española sigue dando buenas noticias, el conjunto de la economía hispana no acaba de remontar. Desde el punto de vista específicamente de la energía, hace unos días la prensa recogía la noticia de que 21 empresas españolas detienen la producción por los altos costes de la electricidad, y cada día nuevas empresas se incluyen en esta nómina. Y eso sin contar con el dogal legislativo que está a punto de caer (el cual será el tema de uno de los primeros posts del año que viene).


Salu2,
AMT
Categories: General
 
No feu cas d aquest link